Una de nuestras metas es ayudar a que todos encuentren su libro ideal; si eres músico, ya sea que tocas algún instrumento, cantas o compones, o las tres cosas, estos libros pueden estar esperando encontrarse contigo, o tú con ellos…

.   .   .

“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran». 

André Gide.

.   .   .

1. El Arte de lo Posible, de Benjamin Zander, Rosamund Stone Zander.

Este libro establece un marco innovador para las relaciones humanas y los caminos de lo posible. Al extraordinario talento del músico y director de orquesta Benjamin Zander, capaz de estimular y alentar, comunicar y enseñar, se añade el genio creador de su esposa, la artista Rosamund Stone Zander, y ambos nos explican sus novedosos descubrimientos para lograr una realización personal y profesional completas. En un original texto, los autores desvelan las múltiples posibilidades vitales que nos rodean, si tan sólo aceptamos que está en nuestro mano cambiar la noción de lo que es posible. Con las historias, parábolas y anécdotas personales que ilustran la narración, esta obra transformará nuestra perspectiva de la realidad. Cada una de las prácticas que propone nos da la oportunidad de transformar nuestro potencial personal y nuestro modo de ver el mundo en que vivimos. El arte de lo posible es una mirada alternativa cuyo propósito es propiciar el cumplimento de nuestros sueños, sean grandes o pequeños. Los Zander nos invitan a ser apasionados en nuestros procesos de comunicación, en el liderazgo y en la actuación, para que nuestra existencia irradie toda la fuerza de lo posible.

2. A Soprano on Her Head, de   Eloise Ristad.

Eloise Ristad analiza los problemas de nerviosismo y / o energía nerviosa con una comprensión fisiológica del comportamiento humano bajo estrés, una visión psicológica imaginativa y original, y simplemente un buen sentido común. Las valiosas soluciones que sugiere para los problemas de la interpretación musical se pueden aplicar con igual facilidad a la vasta gama de [ansiedad por el desempeño y miedo escénico] con la que se enfrenta cualquier individuo en la vida diaria «. – Samuel Sanders, pianista, encubierto

3. Gus y yo: La historia de mi abuelo y mi primera guitarra, por Keith Richards.

La familia de Keith Richards vivía en Dartford, Inglaterra, y era muy musical. Su madre siempre tenía la radio puesta; su abuela tocaba el piano; su tía y él cantaban a dúo canciones de los Everly Brothers; su abuelo, Theodore Augustus Dupree (Gus), tocaba el violín, el saxo y la guitarra. Keith se crió durante los últimos años de la guerra mundial y la posguerra, cuando no era fácil hallar el lado alegre de Londres. Pero aquel niño y su abuelo pasearon por todos los rincones de la ciudad. Durante esas caminatas visitaban talleres donde se reparaban instrumentos rotos. Un día, Gus le mostró a Keith varios acordes de guitarra y le enseñó a tocar Malagueña. Ésa fue la introducción de Keith a la música y el origen de este conmovedor relato ilustrado por Theodora Richards, hija del autor.

4. Música infiel y tinta Invisible, por Elvis Costello

Las esperadas memorias de uno de los músicos más singulares de todos los tiempos.

Música infiel y tinta invisible son las memorias (vitales y musicales) de Elvis Costello, uno de los personajes más singulares y auténticos de la cultura popular contemporánea. Costello no es una estrella en el sentido convencional del término: quizá deberíamos decir que hace treinta años fue un astro del pop y que luego se convirtió en un músico extraordinario. Desde el principio, Costello se caracterizó por buscar infatigablemente el rasgo que lo diferenciara de los demás. De hecho, así lo confiesa, su renuncia al estrellato tuvo que ver con su imposibilidad para repetirse, para enquistarse en un estilo.
Música infiel será un auténtico descubrimiento para quienes conocen las creaciones de Elvis Costello porque en sus páginas encontrarán tanto el anecdotario de su existencia como los motivos de su búsqueda constante de nuevos retos. Para el resto, para quienes desconocen la música de este artista inclasificable, Música infiel será una ventana abierta a la época dorada del pop.

5. La Chica del Grupo, por Kim Gordon

Kim Gordon dio a luz a principios de los 80, junto con el que sería su marido, Thurston Moore, y el guitarrista Lee Ranaldo, a uno de los grupos más innovadores, influyentes y prolíficos de la escena musical independiente norteamericana, Sonic Youth. «La chica del grupo» es el relato en primera persona de uno de los grandes iconos femeninos del rock, una mujer que, como Patti Smith, Janis Joplin o Marianne Faithfull, supo encontrar su lugar en un mundo fundamentalmente masculino y, a menudo, sexista. Dotada de un singular talento e inquietud para lo creativo desde su temprana juventud, Kim Gordon narra en estas apasionantes memorias el devenir de una vida dedicada a la música, al arte —su obra artística, entre la pintura y la instalación, ha sido expuesta en relevantes galerías—, la moda —fue una de las creadoras de la marca X-Girl— y, en menor medida, la interpretación —ha trabajado como actriz a las órdenes de directores como Gus Van Sant, Olivier Assayas o Todd Haynes—, pero también su fecunda historia de amor con Thurston Moore. Sin embargo, la que fuera una de las parejas del rock más longevas y creativas se disolvió tras veintisiete años de matrimonio, poniendo también punto y final a la trayectoria de un grupo que marcó un antes y un después en la música alternativa de los 80 y los 90. Gordon relata con una angustia aún latente cuando descubrió que su marido la engañaba con otra mujer y cómo, después de una retahíla de engaños y mentiras, decidió separarse de él definitivamente. Kim Gordon también rememora la electrizante escena musical y artística de Nueva York y algunas de las canciones más celebradas y perdurables de Sonic Youth como «Death Valley ’69», «Schizophrenia» o «Kool Thing», y recuerda con especial cariño su cálida amistad con Kurt Cobain, el líder de Nirvana.