Reseña del libro «Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven», de Albert Espinosa.

 

Este es un libro con una historia muy emocionante, cuenta con 18 capítulos y 170 páginas aproximadamente; Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven del escritor Albert Espinosa, es una novela muy bien vendida en Iberoamérica, dado que, probablemente cada lector se identificó con algunos de los capítulos. Además, cuando se lee este tipo novela es muy fácil adentrarse en ella, es decir, como si se viviese en carne propia todos los acontecimientos o la mayoría.

«Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven».

Está basada en la historia de una pareja que vive en Italia, y, tienen una relación de trece años, llena de gran respeto, buena afinidad y buen romance.

Un día común en su casa, la pareja estaba en plena discusión, de un momento a otro ella interrumpe el hablar de su pareja diciendo: “ya no debo seguir contigo, lo nuestro se acabó”. A lo que él respondió que no lo dejara y exclamó estas palabras: “tú eres mi vida y sin ti no puedo vivir”. En ese preciso instante sonó el móvil de él y eso bastó para que ella terminara la discusión. Ella se dirigió a la habitación, y mientras el atendía la llamada, se escuchaba fácilmente como ella recogía sus cosas de la habitación.

Por cierto, la llamada que él estaba atendiendo era de un hombre que lo llamó angustiado por la desaparición de su hijo. El era un investigador privado, su trabajo consistía en dar con el paradero de niños y adolescentes desaparecidos.

Aunque él primero preguntó en tono esquivo: ¿qué edad tiene y cuánto días lleva desparecido? (El tenía una especie de código de trabajo, es decir, los desparecidos tenían que ser mayores de once años y el tiempo debe ser mayor 72 horas) a lo que el señor le responde: “tiene diez años y lleva 48 horas desaparecido, creo que lo secuestraron”.

Originalmente no aceptó el trabajo y le explicó sus motivos, pero el señor siguió insistiendo, al final aceptó dado que el necesitaba  alejarse de ese lugar que le recordaba a ella.

El niño al cual tenía que buscar se encontraba en Capri. Cuando él escuchó esa palabra «Capri»,  muchos recuerdos se le vinieron a la mente, que él creyó haberlos enterrado en lo más profundo de su memoria.

libro si tu me dices ven lo dejo todo pero dime ven

Los recuerdos provenían de su niñez, especialmente cuando tenía diez y trece años de edad. Cuando tenía diez años sufría de bullying, dada  su pequeña estatura, el odiaba ser enano, por el hecho que siempre lo acosaban y lo maltrataban en el colegio, tanto así, que hubo días que llegaba a casa con los ojos llenos de hematomas. Ese niño odiaba todo lo relacionado al colegio, deseaba tanto crecer para no seguir sufriendo.

Ese niño de diez años, un día llegó al hospital, le tenían que extirpar las amígdalas. Pero mientras se ponía en marcha los trámites de operación y todo aquello… Ah, Dani era su nombre… Dani, en la habitación compartida de aquel hospital conoció a un hombre robusto, alto con poco más de noventa años. Ese hombre se llamaba o él le decía Sr. Martín, quien estaba a punto de entrar al quirófano para que le quitasen pulmón y medio, al menos eso fue lo que le contó el Sr. Martín al joven Dani.

El Sr Martín era un hombre muy sabio y buen ser humano, pero lamentablemente no tenía a nadie que lo esperara luego de su operación, el joven Dani a su corta edad pensaba como adulto, se ofreció estar al pendiente de todo, aún sin conocer a ese hombre misterioso.

Años más tarde, ya el joven Dani cuenta con trece años de edad. Aún seguía enano y seguía sufriendo de bullying. Un día en su casa, cogió una mochila con parte de sus pertenencias más preciadas, cuando de pronto iba saliendo, abrió la puerta y allí estaba la policía afuera de la casa, como si supiese su plan de escaparse de casa. Pero no fue así, la policía fue a dar una noticia, y sin ningún tipo de sentimentalismo agregaron “¡joven! Sus padres murieron en un accidente de coche, lo sentimos mucho.”

Ese fue el peor día de su vida. De momento todo su plan de irse de casa se arruinó y no es para menos. A partir de ese día, odió los coches y a toda la gente que si ninguna precaución los conduce.

El joven Dani recordó entre lágrimas una promesa que le había hecho a su mamá días previos a su accidente: «mamita yo voy crecer por los dos» dado que sus padres también eran bajos de estatura.

Meses más tarde ya no soportaba a su hermano mayor, allí emprendió la ida de su casa. Su destino no lo sabía, solo quería estar lejos, donde no lo alcanzara la maldad. Solo sé que embarco rumbo a la «Isla de Capri».

En ese viaje conoció a un señor de 63 años llamado George, este le enseñó muchas cosas, una de ellas golpear con fuerza un saco de boxeo que traía consigo, golpear fuerte para que descargarse su ira, su rabia, para que el saco lo absorbiera.

En las edades del joven Dani antes mencionada, el aprendió mucho de esas dos personas que Dios le puso en su camino. Dos ángeles sabios, que el recordó cuando estaba a punto de volver a la Isla ya a sus 40 años de edad.

Sé que quieren saber qué pasó con la relación de Dani, si terminó definitivamente o no. Cuál fue el motivo porqué la mujer decidió dejarlo.

Además qué pasaría con el sr Martín, si salió bien de la operación. Que aprendió el joven de él. Cuáles fueron las otras razones que lo obligó a irse de casa.

Como fue su viaje a Capri a sus trece años. Qué pasó con el sexagenario George. Y la pregunta que muchos se harán es: ¿Dani logró encontrar al niño desaparecido?

Todas las respuestas a esas preguntas la encontrarán, solo si leen con un gran ánimo esta fascinante novela «Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven»

¡No te quedes sin leerla!, descubre el origen del título de la novela, léela y coméntala con algún familiar o amigo, seguro les encantará.

paginas del libro si tu me dices ven lo dejo todo pero dime ven

Si te interesa comprar el libro “Si tú me dices ven lo dejo todo… Pero dime ven”

Lee aquí   la reseña de “El mundo azul”, otra historia del autor Albert Espinosa.